El pasado 17 de julio fue aprobado por unanimidad en el Parlamento de Andalucía (España) el Proyecto de Ley 9-13/PL-000001, por la que se aprueba el Plan Estadístico y Cartográfico de Andalucía 2013-2017.

Se trata del instrumento de ordenación y planificación de la actividad estadística y cartográfica de Andalucía. Este Plan constituye el marco de colaboración institucional con las distintas entidades y entes públicos, para aprovechar al máximo la información disponible, favoreciendo su accesibilidad y potenciando la reutilización de la información pública. 

La aprobación del Plan, que une información estadística y cartográfica, constata la apuesta del Gobierno andaluz por la confluencia entre ambos tipo de datos mediante un tratamiento conjunto de ambos tipos de información, con la finalidad de conseguir que la cartografía se alimente de fuentes estadísticas y que las estadísticas avancen en su georreferenciación. Este proceso ya se inicio con la creación, en mayo de 2011, del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, como resultado de la fusión del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA) y el Instituto de Cartografía de Andalucía (ICA).

Además, la unificación de la información estadística y cartográfica (recordemos que la Administración autonómica ha desarrollado desde 1993 cuatro planes estadísticos y uno cartográfico) supone un importante avance en la optimización de recursos y en el cumplimiento de objetivos de calidad, imparcialidad, fiabilidad, accesibilidad y claridad, entre otros. 
El Plan Estadístico y Cartográfico de Andalucía tiene, entre sus objetivos generales, producir la información estadística y cartográfica de calidad requerida para la ejecución y seguimiento de las políticas europeas, nacionales y autonómicas en el ámbito de competencia de la Junta de Andalucía, producir y difundir los datos como información útil y reutilizable para la toma de decisiones por la sociedad andaluza y contribuir al desarrollo de la sociedad del conocimiento.

El Plan marca igualmente cinco ejes transversales que contribuyen a orientar las actividades hacia la satisfacción de las necesidades de información y a monitorizar los resultados. Este carácter transversal trata de integrar la medición de la cohesión económica, social y territorial, la sostenibilidad, la innovación, la perspectiva de género y la evaluación de las políticas públicas. 

Para la consecución de los objetivos del Plan, se plantean, como elementos novedosos, cinco estrategias, desarrolladas cada una en un titulo de la Ley, tomando como referencia las fases del ciclo de vida de la información y que tratan de las fuentes, registros e infraestructuras de información, de la normalización y calidad de la información, de la difusión, acceso y reutilización de la información, de la investigación, desarrollo, innovación y formación y por último de la coordinación y cooperación institucional.

La previsión de actividades para los próximos cinco años recoge la realización de más de 370 proyectos y operaciones estadísticas y/o cartográficas.