Hasta el 30 de septiembre, las comarcas aragonesas (España) validarán los más de 730.000 topónimos registrados por el Centro de Información Territorial de Aragón (CINTA).

Este organismo, dependiente de la Dirección General de Ordenación del Territorio del Ejecutivo Autónomo, tiene encomendada la misión de elaborar el Nomenclátor Geográfico de Aragón. Un catálogo ordenado de topónimos con información sobre su ubicación, el tipo de entidad geográfica y cualquier información descriptiva o definidora de cada uno de estos puntos.

Para ello ha puesto en marcha un proceso de revisión de la Base de Datos de Toponimia de Aragón, con el objetivo de constituir el Nomenclátor Geográfico de Aragón.

El Director General de Ordenación del Territorio, D. Javier Gamón, ha subrayado que “este próximo lunes comienza el proceso consultivo con las comarcas de los topónimos que hemos recogido a través del CINTA. Después de este proceso y una vez aprobada la base de datos por el Consejo Cartográfico de Aragón, Consejo Superior Geográfico de España y el Consejo de Gobierno de Aragón, se convertirá en el Nomenclátor Geográfico Oficial de Aragón”.

Así, en este proceso tienen un papel fundamental las entidades locales de Aragón, y para ello se cuenta con la participación de todos los municipios a través de los Consejos Comarcales. También se invita a participar a aquellas organizaciones con ompetencias en la materia, así como a los autores de publicaciones e investigadores relacionados con el tema. Además
tanto las comarcas como las organizaciones y autores de fuentes, van a recibir una carta con todas las instrucciones y claves para realizar el proceso de revisión.

El Director del Centro de Información Territorial de Aragón, D. Fernando López, ha incidido en que “en esta base de datos, hemos conseguido concretar algo más de 730.000 topónimos que serán validados por las administraciones correspondientes que a través de una herramienta informática instaurada dentro de nuestro portal Web sirve para validarlos”.

La primera etapa: revisión

En este proceso de creación del Nomenclátor, la labor de revisión consiste principalmente en:

  • Identificar sinonimias (nombres que hacen referencia a la misma entidad geográfica, es decir que no son entidades
  • distintas. Ej. Calle de San Gil y Calle Don Jaime I en Zaragoza).
  • Resolver homonimias (nombres que se repiten en el mismo término municipal y hacen referencia a dos entidades
  • geográficas. Ej: Plaza de España en Zaragoza y Casetas).
  • Corregir errores ortográficos. En algunas fuentes de información son frecuentes estos errores, especialmente la falta de tildes, de artículos o de preposiciones.
  • Corregir errores en el nombre del topónimo.
  • Corregir errores de posición del topónimo.
  • Indicar la posición de aquellas entidades geográficas cuya posición no está determinada en las fuentes
  • bibliográficas.
  • Corregir errores de transcripción de la fuente de información. Tanto en los casos en los que la transcripción ha sido manual, como cuando se han utilizado herramientas informáticas, han podido deslizarse errores que han pasado inadvertidos.
  • Añadir topónimos que no hayan sido documentados previamente.

Para esta tarea de revisión, el Centro de Información Territorial de Aragón pone a disposición de los interesados la página Web: http://idearagon.aragon.es/toponimia. Para su desarrollo se ha utilizado la infraestructura informática del Sistema de Información Territorial de Aragón (SITAR), empleando para ello herramientas Open Source (Código abierto) y servicios geográficos interoperables sea el caso de los servicios de mapas (WMS) y de nombres geográficos (WFS-g Gazetteer).
A través de esta página se pueden consultar las fuentes de información utilizadas, y se accede a la lista de topónimos de un municipio, provincia o por comarca.

En la página de toponimia de un municipio se distribuye la información en cuatro apartados:

  • Fuentes incorporadas (lista de referencias de bases de datos y publicaciones utilizadas para confeccionar la Base de Datos de Toponimia).
  • Poblaciones (topónimos de las localidades del término municipal incluyendo en la medida de lo posible los nombres antiguos y las variantes lingüísticas y ortográficas).
  • Toponimia de ámbito rural (toponimia mayor y menor del municipio).
  • Toponimia de ámbito urbano (callejero, edificios, monumentos, etc.).