El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) publicó ayer, 23 de enero, en su página oficial, una convocatoria solicitando un especialista en Sistemas de Información Geográfica, SIG, que de soporte técnico a las entidades del SINAGER y al proyecto que se esta llevando a cabo en Honduras sobre «Fortalecimiento para las finanzas del clima y la reducción del riesgo».

Las tareas a desarrollar se realizarán a lo largo de 11 meses y el lugar de trabajo es en Tegucigalpa (Honduras). La propuesta deberá remitirse en español antes del 6 de febrero de 2014. Los participantes podrán solicitar aclaraciones a dudas planteadas hasta el 30 de enero.

La convocatoria se plantea como un concurso de aspirantes, en un proceso similar al de una licitación, aunque en este caso destinada a personas físicas. Del total de la puntuación obtenida, el 70% se obtiene por el valor de los criterios técnicos y el 30% restante por el valor de la oferta financiera.

Entre los documentos a presentar se encuentra 

  • Breve descripción sobre la idoneidad para el puesto de trabajo
  • Propuesta financiera, que debe incluir los honorarios especificados en una suma global
  • Carta debidamente presentada de la Confirmación de interés y disponibilidad
  • Curriculum u hoja de vida en formato de la PNUD, con la experiencia en proyectos similares, así como los datos de contacto

 Como requisito se exige titulación en Ingeniería en computación, informática o sistemas, especialidad en Sistemas de Información Geográficos con más de 10 años de experiencia en diseño, implementación de sistemas y manejo de plataformas de software SIG: ArcGIS, Quantum GIS, gvSIG, Geoserver y Geonetwork.

Costa de Honduras. Foto de James Willamor en Flickr

De acuerdo al Índice de Déficit de Desastre del Banco Interamericano de Desarrollo, Honduras tiene una gran probabilidad de verse afectada por un desastre más de siete veces superior a la capacidad financiera del gobierno de responder a la pérdida económica. Es el indicador más alto de Latinoamérica, lo que significa que Honduras es el país en la región con mayor probabilidad de sufrir una crisis debido a un desastre (con excepción de Haití), que tendrá un impacto devastador sobre el desarrollo económico y social del país.

Frente al elevado impacto del cambio climático en la economía nacional y la calidad de vida de la ciudadania hondureña, el Gobierno esta trabajando en el diseño de políticas públicas de cambio climático, coordinación interinstitucional y la arquitectura financiera para el manejo de fondos climáticos de gran escala, con ayuda de la cooperación internacional.