El Centro Integrado de Seguridad y Emergencias de Madrid (CISEM) del Ayuntamiento de Madrid se encarga de facilitar a los servicios municipales de Seguridad y Emergencias la coordinación de recursos y la resolución de situaciones de emergencias, además de la planificación, ejecución de actividades preventivas y análisis y evaluación.

A mediados del pasado mes de noviembre el Ayuntamiento de Madrid publicaba el resultado de la adjudicación del concurso público sobre «Servicio de mantenimiento preventivo, correctivo y evolutivo de los sistemas de información geográfica de la Coordinación General de Seguridad y Emergencias», en el que ha resultado adjudicatario la empresa española Eptisa, único licitador presentado, por un importe de 156.000 euros.

El contrato tiene una duración de 24 meses (según establece el pliego, aunque en algunos medios se ha publicado un año) y para establecer el presupuesto de licitación se establecieron los siguientes precios: 1.000 euros mensuales y 100 euros/hora por mano de obra realmente utilizada en las tareas de mantenimiento. Eptisa deberá atender a los sistemas SIG ubicados en las distintas dependencias del CISEM: el Centro Integrado, el SG. de Bomberos, el Centro de Respaldo, etc. 

CISEM. Foto madrid.es

Los trabajos de mantenimiento a ejecutar serán de 3 tipos:

  • Mantenimiento preventivo, donde se optimizan y configuran los sistemas para minimizar la probabilidad de que ocurran fallos en el sistema (actualizaciones, copias de seguridad...)
  • Mantenimiento correctivo, necesario en caso de que se produzcan fallos o averías en el sistema.
  • Mantenimiento evolutivo, que consiste en las actuaciones encaminadas evitar la obsolescencia y mejorar su funcionalidad de los sistemas.

Al estar basados los SIG de emergencias en tecnología Esri, el personal aportado por Eptisa, un jefe de proyecto y dos técnicos, deben tener certificación en arquitectura o desarrollo web en tecnología ESRI Gold.

Según el Pliego de prescripciones técnicas los sistemas y equipamiento a mantener consiste en:

  • Tres entornos ESRI : producción, preproducción y Centro de Respaldo
  • Productos desplegados de la familia ESRI: ArcIMS, ArcGIS, ArcSDE, ArcMap y ArcCatalog
  • Sistemas separados de servidor cartográfico, servidor de imágenes y base de datos
  • Servidor de Imágenes Image Web Server de ERDAS en tres entornos: producción, preproducción y Centro de Respaldo
  • Malla viaria de TeleAtlas
  • Callejero: mantenimiento y actualización del mismo
  • Información cartográfica que se mantiene: mapa base de Madrid (manzanero, edificios, rotulaciones calles), ortofoto, información especifica (bases de Samur, parques de Bomberos, UID policía, cámaras, hidrantes, puntos de interés, etc.). Información operativa (incidentes, recursos, etc.)
  • La información de origen municipal deberá estar mantenida bajo las políticas del sistema municipal SIGMA
  • Los sistemas base y sus sistemas operativos no son objeto de este mantenimiento, asi como tampoco el mantenimiento de las licencias de los productos cartográficos, ESRI y ERDAS

El uso del SIG en el CISEM

El nodo principal de la plataforma SIG del Ayuntamiento se gestiona desde organismo autónomo Informática del Ayuntamiento de Madrid (IAM). A esta plataforma principal se le añaden las capas de interés policial, de bomberos o de emergencias. Estas capas no sólo permiten localizar sobre el mapa los incidentes y visualizarlos en las distintas aplicaciones a través de un visor, al mismo tiempo posibilitan el desarrollo de una gestión efectiva de las flotas de seguridad y emergencia.

Por ejemplo y como comenta Fernando García, jefe del Departamento de Innovación y Desarrollo, en la página Web de Esri España, «en el caso de la Policía Municipal hablamos de tener localizados más de 600 vehículos, así como los terminales de radio que, según se van renovando incorporan GPS, de manera que también conocemos la posición de los policías a pie».

El uso de un sistema de información geográfica ayuda a reducir los tiempos de respuesta al disponer de información conjunta e integrada y poder estandarizar protocolos de respuesta. Las actuaciones de los diferentes servicios se pueden coordinar de forma más efectiva, no solo mejorando la gestión operativa y la explotación de la información en la toma de decisiones, si no mejorando también la planificación de políticas preventivas.