El pasado mes de enero la empresa española Argongra firmó un acuerdo de colaboración con la ONG Acción Contra el Hambre (ACH) para facilitarle soporte tecnológico en el campo de las tecnologías geoespaciales.

El convenio se materializó pocos días después con la formación del equipo de trabajo del Proyecto Hyacinth dirigido e impulsado por técnicos de Argongra y desarrollado con el apoyo de estudiantes de SIG y diversas disciplinas ambientales.

 Proyecto Hyacinth (Filipinas)

La localización geográfica, la exposición a fenómenos meteorológicos, la concentración de población en núcleos urbanos, la orografía del terreno y la dinámica fluvial contribuyen a que grandes extensiones de terreno en Filipinas cuenten con un alto riesgo de inundación.

El objetivo del Proyecto Hyacinth consiste en la realización de un estudio de las zonas de alto riesgo de inundación mediante el uso de técnicas SIG (Sistemas de Información Geográfica), datos de imágenes de satélite y modelos de cálculo disponibles o desarrollados para el proyecto.

La primera fase de esta iniciativa se está finalizando con la conformación de un mapa a nivel nacional de riesgo de inundación. Un conjunto de factores fueron definidos por los integrantes del equipo, recogidos, procesados y almacenados en el servidor web de mapas MapPrint de Argongra, de libre acceso por internet mediante los navegadores Google Chrome o Mozilla Firefox

 Siguientes fases del proyecto permitirán, tras una selección de zonas, un  estudio más detallado del riesgo mediante el uso de imágenes de satélite de alta resolución y la consideración de nuevos factores que condicionan las consecuencias de inundación, como es el caso del crecimiento desmesurado en el cauce de muchos ríos del Jacinto de Agua, planta que da nombre al presente proyecto.

Además del 'Proyecto Hyacinth', Acción contra el Hambre y Argongra colaborarán en otros proyectos en los que la asociación busca "mejorar de una manera sostenida las condiciones de vida de las poblaciones con las que trabaja", según han indicado. Para ello, además del apoyo tecnológico, la empresa participará a través de grupos de voluntarios que dedicarán parte de su tiempo a facilitar el soporte y la infraestructura necesarios.