La Universidad de Valladolid -UVa- (España) ha presentado el jueves, 3 de julio, el Atlas de los paisajes agrarios de España, obra editada en dos tomos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y coordinada por el profesor de Geografía de la UVa Fernando Molinero.

En el acto han participado, además del propio Fernando Molinero, el vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad de Valladolid, José Ramón López; y José Abellán Gómez y Cristina García Fernández, jefe de la División de Estudios y Publicaciones y directora general de Publicaciones respectivamente del MAGRAMA.

El Atlas es fruto de la colaboración entre el MAGRAMA y el Grupo de Investigación sobre los Paisajes Agrarios de España y es continuación del libro «Los paisajes agrarios de España», publicada en 2011, añadiendo un análisis general de dichos paisajes, cartografiados a escala de clases de paisaje. Este trabajo ha sido elaborado por medio centenar de investigadores pertenecientes a 17 universidades españolas, además de otros 20 colaboradores externos.

Cristina García Fernández, Fernando Molinero, José Ramón López y José Abellán Gómez, durante la presentación de la obra

En la primera parte se dedica especial atención a la veintena de clases de paisajes agrarios, que cubren todo el territorio español, además de a las unidades del paisaje agrario atlántico, del que se estudian 12 casos representativos de la España de los prados, el bosque y la ganadería, con las transformaciones, a menudo complejas, que se dan en todo el ámbito, y especialmente en los bordes de las ciudades.

El Tomo II del Atlas de los paisajes agrarios de España comprende medio centenar de «unidades de paisaje agrario», con dimensiones variables, que, en general, abarcan territorios extensos. Organizado en siete grupos, se estudian sucesivamente los aprovechamientos más intensivos, como los de las huertas mediterráneas, los extensivos, como los cerealistas, o los ganaderos y forestales. Ofrece la gran ventaja de que la obra en su conjunto recoge, representa y analiza todo el elenco de los paisajes agrarios españoles.

En lo que respecta a la concepción del Atlas cabe subrayar que, desde un inicio, se opta por la representatividad en detrimento de la exhaustividad. El punto de partida ha sido la interpretación del territorio español como un ‘mosaico de paisajes’ de matriz agraria.

La obra consta de tres partes diferenciadas

La primera, dedicada a aspectos teóricos-metodológicos, imprescindibles, además de a una visión desde el aire de las transformaciones paisajísticas del último cuarto de siglo.

La segunda estudia las «clases de paisajes agrarios», que, con una veintena, cubren los tres dominios del territorio español: el atlántico, el mediterráneo y el subtropical canario. Basadas en las imágenes de satélite, representan los paisajes de las regiones agrarias de España: diversas, contrastadas, multiformes, como un resumen de la vida campesina, condensada en unos territorios que han sostenido la brega diaria de millones de pobladores rurales.

La tercera parte se dedica al estudio de las «unidades de paisaje agrario», caracterizadas por autores que las conocen vivencialmente y que, por ello, aportan algo más que un estudio banal.

Atlas de los paisajes agrarios de España

Transformaciones experimentadas en el último cuarto de siglo

Los paisajes agrarios, como producto de la actividad humana sobre el medio natural, están cambiando al ritmo de los cambios de sus agentes. La disminución del número de explotaciones agrarias, la introducción de máquinas cada vez más numerosas, potentes y evolucionadas, así como el uso de nuevos suministros y la expansión de nuevos cultivos obligan a adaptarse a la demanda del mercado, con las consecuencias sobre los paisajes. El parcelario es, así, más compacto, se pierden numerosos elementos tradicionales, las parcelas se hacen más grandes y homogéneas, se abandonan unos cultivos y aparecen otros y, sobre todo, se pierde diversidad ambiental, agronómica y cultural.

¿A quién está dirigida principalmente la obra?

Este Atlas está dirigido al público culto, en general, y a dos tipos de profesionales, en particular. Cualquier persona interesada en temas paisajísticos puede apreciar el valor de síntesis de la obra. Especial interés tiene para profesionales que trabajan en el paisaje, desde ordenadores del territorio, urbanistas, geógrafos, economistas, sociólogos… Pero también tiene un valor referencial para políticos y planificadores territoriales, agentes de desarrollo rural y cualquier profesional relacionado con el mundo rural, el patrimonio y el desarrollo rural.

Este Atlas, complementario del libro anterior, «Los paisajes agrarios de España», sirve fundamentalmente para adquirir una visión de conjunto de los valores del paisaje agrario como palanca de desarrollo rural. Ambas obras, el Libro y el Atlas, proporcionan una idea cabal e integradora sobre los paisajes agrarios españoles, su valor, su método de análisis y de caracterización y sobre las posibilidades de conservación. Ambas obras son necesarias para proceder a la delimitación de paisajes patrimoniales de España que, por imperativo de la Convención Europea del Paisaje, deben realizar los estados firmantes, entre los que se encuentra España.

La tarea de coordinación general ha sido desarrollada desde la Universidad de Valladolid por Fernando Molinero, director del Grupo de Investigación de Excelencia Mundo Rural. Ha sido este profesor el encargado de orientar, estimular e integrar el trabajo de los siete coordinadores y de los 70 autores que han participado en la obra que aquí se presenta.

Se trata del tercer atlas de estas características que elabora el grupo de la Universidad de Valladolid, que ha decidido especializarse en este formato de libro, ya que considera que es un buen medio de hacer llegar a la sociedad el resultado de sus investigaciones. El primero, titulado Atlas de la España Rural fue publicado en 2004 por el entonces Ministerio de Agricultura, al que siguió el Atlas de los regadíos en Castilla y León, publicado por la Junta de Castilla y León. Desde 2006 a 2009 han trabajado en el libro ya citado «Los paisajes agrarios de España. Caracterización, evolución y tipificación».

Fuente: Universidad de Valladolid, editado por Nosolosig

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar