Este volumen reúne dieciséis relatos relacionados, de una u otra manera, con la cartografía y la topografía, es decir, la esencia del quehacer profesional del autor, que fué topógrafo del Instituto Geográfico Nacional de España (IGN) durante cerca de cuarenta años, es decir, toda una vida como quien dice.

Es por lo tanto un representante de lo que en la profesión se llama un hombre de campo, alguien que tiene larga experiencia en hacer mediciones a la intemperie, con teodolito o brújula, con nivel o con una moderna estación total. Son gente que empezaba a salir de campaña por esos mundos de dios, a veces sin ganas, pero que en poco tiempo disfrutaban sin excepción de la experiencia de ser un poco aventureros y exploradores durante unos meses cada año, cuando el tiempo dejaba hacer observaciones fiables. Y el campo acababa por engancharles como una droga a todos sin excepción. Se han andado buena parte de la geografía hispana, algunos más viejos incluso la de Guinea Ecuatorial cuando aún era colonia española, y si se les tira de la lengua, no paran de contar anécdotas, sucedidos y chascarrillos del más variado pelaje.

En esta ocasión, Bel no se dedica a contar sus batallitas de campo, sino que nos regala una sarta de relatos llenos de historias inventadas, en las que se ve que la formación del autor ha sido la de vivir la vida intensamente, como diría nuestro amigo Hemingway, sólo que por la España rural. Hablar con los viejos de cada lugar, oír todo tipo de historias, vivir aventuras sin fin.. cree que esa y no otra ha sido la escuela de este narrador de primera.

Historias de un topógrafo de campo
Historias de un topógrafo de campo

Entre los cuentos aquí reunidos, destaca «El cero», un relato mítico que se ha hecho famoso entre la profesión, que incluso ha dado lugar a un corto muy digno, la verdad, con el mismo título y dirigido por  Patrick Bencomo. Es un relato estupendo.

Estos textos, además de recoger indirectamente la experiencia del autor, retratan toda una época y una sociedad, la del final del franquismo, con todas sus limitaciones. Así que al interés literario, añaden el histórico, que nos ayuda a descubrir una época de nuestro país muy cercana.

Esta edición viene arropada por un prólogo del propio autor que pone en contexto la obra y otro prólogo de otro topógrafo del IGN, Adolfo Pérez Heras, también un hombre de campo curtido en muchas campañas de toma de datos.

En fin, una gozada de libro, que se disfruta mucho y que nos recuerda la vieja idea, elemental pero cierta, que dice que lo primero que hay que tener para ponerse a escribir es una buena historia que contar. Y de eso José Miguel Bel sabe mucho. Que lo disfrutéis.

José Miguel Bel Martínez

José Miguel Bel Martínez nació en Madrid (España). Ingeniero técnico en topografía por vocación y capitán de yate por afición, ha desempeñado su actividad profesional como topógrafo en el Instituto Geográfico Nacional. Ha escrito guiones cinematográficos y publicado artículos y relatos en revistas técnicas como Mapping, Topografía y Cartografía, Pensamiento Matemático y El País.com, entre otras.

En 2012, su primera novela, «Las alas del albatros», publicada por Editorial Aldevara, obtuvo el premio de finalista del Certamen de Novela Ciudad de Almería. En 2015 ha publicado en Amazon y CreateSpace su segunda novela: «La leyenda de Gastón el Navegante».

Fuente: Historias de un topógrafo de campo - José Miguel Bel, artículo publicado por Antonio F. Rodríguez Pascual en su blog La antigua Biblos

Puedes descargar gratuitamente el libro «Historias de un topógrafo de campo» desde la web del Centro Nacional de Información Geográfica. Y en también disponible en formato Epub/Mobi

Ficha del libro

  • Autor/a: José Miguel Bel
  • Editorial: Centro Nacional de información geográfica (CNIG)
  • País: España
  • Fecha edición: junio 2017
  • Precio: gratis (versión .pdf)
  • ISBN: NIPO: 162-17-018-5
  • Nº de páginas: 179 páginas
  • Idioma: español

logo

 

 

 

Catálogo de empresas