El trabajo de investigación titulado «Los grandes proyectos cartográficos Nacionales del siglo XVI» analiza con detalle las principales tentativas cartográficas dirigidas por los monarcas españoles y destinados a representar todo el territorio peninsular. El autor siguiendo un orden cronológico analiza con gran detalle cómo fue descrita la península, y más concretamente Castilla, por los Cosmógrafos de la Corona.

El libro nace a partir de una beca de investigación de la Fundación Villalar y es el fruto de casi 15 años de trabajo. Crespo he recorrido las bibliotecas y archivos de ciudades tan dispares como Estocolmo, Sevilla o Hamburgo, entre otras, a la busca de documentos originales, impresos o manuscritos (mapas, atlas, cartas, libretas de campo, etc.). El libro rebate la idea que aún mantienen algunos historiadores sobre el erial cartográfico que se supone que era la península ibérica en el siglo XVI.

Los descubrimientos geográficos del siglo revolucionaron la producción cartográfica, principalmente dedicada al conocimiento de las rutas marítimas y las posesiones de Ultramar, pero con escasa atención a los territorios de interior, tendencia que cambiaría a partir de la segunda mitad del s. XVI. El desarrollo cartográfico ocurrido a finales del siglo XV generó grandes proyectos y nuevos mapas de la Península Ibérica, aunque se conservan muy pocos ejemplares.

Destacan tres grandes proyectos, a los que se ha dedicado el libro: la Descripción y Cosmografía de Hernando Colón, el Atlas de El Escorial y el mapa del Maestro Esquivel.

Hernando Colón trabajo en sus Itinerarios entre 1517 y 1523, año en que el rey Carlos V paralizo los trabajos, quedando el proyecto abandonado e incompleto.

Atlas de El EscorialEl manuscrito original del atlas de el Atlas de El Escorial esta compuesto por un mapa índice y veinte láminas detalladas, que llegaron a la biblioteca del Monasterio de El Escorial en 1576, aunque fue dibujado alrededor de 1539, y aunque su autoría ha sido discutida, Crespo ya demostró en su tesis doctoral que la obra pertenece Alonso de Santa Cruz. El análisis de la libreta de campo del maestro Esquivel (localizada en la Biblioteca Real de Estocolmo en Suecia) y las comprobaciones caligráficas han resuelto el dilema.

El capítulo dedicado a los papeles de Esquivel desvela las incógnitas y equívocos que rodeaban a este voluminoso manuscrito y analiza las observaciones y listados correspondientes al territorio de Castilla y León. A mediados del siglo XVI, Pedro de Esquivel comenzó a trabajar en un mapa de España, aplicando, por primera vez, los más modernos métodos topográficos para el levantamiento de un territorio extenso y accidentado. El mapa quedó inconcluso y el proyecto cartográfico está rodeado de grandes misterios. La ausencia de información hizo que durante mucho tiempo se confundiese el mapa de Esquivel con el Atlas de El Escorial. Esta situación cambió con el descubrimiento (hace 17 años) de unos legajos repletos de mediciones angulares, coordenadas y otros datos necesarios para confeccionar un mapa del territorio español.

Finaliza el libro con las conclusiones del autor, donde destaca a partir de los proyectos citados en los capítulos precedentes, la evolución de los procesos cartográficos durante el siglo XVI.

La Descripción y Cosmografía de Hernando Colón aplica unos métodos elementales basados en anotaciones de viajeros, sin mediciones, aunque pretendía situar las poblaciones por coordenadas utilizando las tablas de Zacuto o Nebrija.

El Atlas de El Escorial supone un notable avance respecto a los Itinerarios colombinos y sorprende por su escala y el gran volumen de datos que acumula. Se formó a partir de la suma de mapas existentes, observaciones directas, noticias y relaciones, y sus principales elementos geográficos fueron situados por coordenadas dentro de una cuadrícula dividida en grados que enmarca cada una de las hojas.

El mapa de Esquivel iba a superar todo lo anterior, ya que se habían realizado cientos de observaciones angulares siguiendo unos métodos topográficos, que todavía utilizamos. 

Curiosamente los tres proyectos quedaron inconclusos; los Itinerarios de Colón fueron detenidos por el rey; el Atlas de El Escorial llegó a dibujarse, pero se desconoce cómo trabajó el cosmógrafo y el motivo por el cual la minuta, casi acabada y en fase de revisión, se escondió y permaneció inédita. Del mapa de Esquivel solo quedan sus papeles (la libreta de campo), que por desidia y desinterés, terminaron en una biblioteca sueca.

Los grandes proyectos cartográficos nacionales del siglo XVI
Los grandes proyectos cartográficos nacionales del siglo XVI

Ficha del libro

  • Autor/a: Antonio Crespo Sanz
  • Editorial: Instituto Geográfico Nacional (IGN)
  • País: España
  • Fecha edición: 2013
  • Precio: 0 euros
  • ISBN: NIPO: 162-13-020-5
  • Nº de páginas: 371 páginas
  • Idioma: Español

logo

Nosolosig en Twitter

nosolosig
nosolosig @jcllobet @antor Una visión un tanto anglocéntrica, da la sensación que los datos del @inpe_mct tienen menos valor

Hace 4 horas. En respuesta a jcllobet

nosolosig
nosolosig Salidas laborales de la Geografía en España 2018 nosolosig.com/noticias/1050-… Este Informe actualiza con fecha de 2018 l… twitter.com/i/web/status/1…

Hace 7 horas.

nosolosig
nosolosig Jornada conmemorativa 20 aniversario Colegio de Geógrafos de España nosolosig.com/geo-eventos/10… en Alicante el 13 de se… twitter.com/i/web/status/1…

Hace 20 horas.

 

Catálogo de empresas