El trabajo de regularización del derecho propietario de las tierras rurales y urbanas (Land Titling o titulación de tierras), cuyo proceso engloba una serie de tareas o actividades a ser desarrolladas tanto en campo como en gabinete, no solamente contempla la contratación de recursos humanos especializados y el establecimiento de sistemas de trabajo basado en el cumplimiento de metas/tiempos y normativa técnica legal, sino también, la introducción de tecnología de apoyo con la que hoy por hoy se puede contar.