Aunque la palabra «mapa» tiene un origen muy antiguo, el término cartografía es relativamente reciente y no se empieza a usar hasta el siglo XIX.

Desde hace milenios las personas hemos aprendido a plasmar la percepción de nosotros mismos en el espacio en documentos gráficos reproducibles y comprensibles por otras personas. Este proceso de dibujar en un mapa nuestro entorno geográfico es muy antiguo, sin embargo el término que lo define, cartografía, es relativamente reciente.

Origen de la palabra cartografía

La International Cartographic Association define la cartografía como la disciplina que trata de la concepción, la producción, la difusión y el estudio de los mapas. El origen de la palabra es una mezcla de las palabras griegas chartis, que desde finales de la Edad Media empezó a usarse en el sur de Europa para referirse a algunos tipos de mapas, y graphein, dibujo, escritura.

Pero, ¿cuándo empezó a usarse este término? Hasta principios del siglo XIX, con el desarrollo de la Geografía como ciencia no empieza a plantearse la necesidad de usar una palabra para referirse al arte y técnica de hacer mapas. Es habitual atribuir el uso del término cartografía al vizconde de Santarem (1791-1856), que lo había usado en 1839 en una carta dirigida a otro historiador, refiriéndose al estudio de mapas antiguos.

El vizconde de Santarém, había sido ya ministro de Ministro del Reino, de Marina y Ultramar y de Negocios extranjeros y era conocido por sus estudios históricos y de mapas antiguos, antes de escribir esta carta a su amigo e historiador brasileño Francisco Adolfo de Varnhagen, el 8 de diciembre de 1839, hablando sobre la veracidad del conjunto de relaciones geográficas atribuidas a Americo Vespucci; tema por cierto que empezó a estudiar a petición del marino, escritor e historiador español Martín Fernández de Navarrete.

Al final de la carta se lee

«Do mesmo modo a questao concernente á cartographia (invento esta palavra já que ahi se tem inventado tantas) a cartographia mesma do seculo XVI he m.to importante e muito difficil» (1).

Conrad Malte-Brun

Sin embargo Peter van der Krogt, investigador de la Universidad de Amsterdam (Países Bajos), desmonta esta afirmación en un excelente artículo publicado el año pasado en la revista e-Perimetron, The Origin of the Word "Cartography", donde a partir de la consulta de los catálogos digitales de diversas bibliotecas como la British Library o la Bibliothèque Nationale de France, entre otras, realiza un estudio del origen del término cartografía en diversas lenguas europeas.

Detalle de la distribución de hojas de «Tableau d'assemblage de la carte topographique et militaire de l'Allemagne en 204 feuilles»

Llega a la conclusión que el geógrafo danes Conrad Malte-Brun (1755-1826) es la primera persona en usar palabra en 1808, en un artículo para la revista Annales des voyages de la géographie et de l'histoire, número 5, republicado con alguna corrección en 1810, y donde Malte-Brun escribe una reseña sobre un mapa de Alemania publicado por el Institut Géographique de Weimar (y que ilustra este artículo) (2):

La célèbre maison de commerce Bertuch, connue sous le nom d'Institut Géographique de Weimar, entreprend aujourd'hui de remplir cette lacune dans la chartographie, et cette belle et grande entreprise mérite toute l'attention du public géographique français. (3)

Aunque en un principio no tuvo mucha repercusión, su uso en posteriores escritos y la difusión que de ella hicieron discípulos de Malte-Brun hizo del término cartografía una expresión muy popular a partir de mediados del siglo XIX en numerosos países, pudiéndose decir que a partir de esa fecha ya se usaba habitualmente para expresar el trabajo de realizar mapas, apareciendo en diccionarios y tratados.

La primera vez que se usa la palabra cartografía en español

Compendio de Geografía Universal

En español la primera vez que aparece el término en un libro impreso es en una traducción de Sebastian Fabregas del tratado de Geografía de Adriano Balbi, geógrafo italiano (1782-1848) originalmente titulado «Abrégé de Géographie» y publicado en 1832.

En España el libro se tradujo como «Compendio de Geografía Universal» y se publicó en Madrid en 1836. El término aparece en la introducción del libro, justificando la ausencia de cartas geográficas en la obra:

«CARTAS GEOGRÁFICAS. La cartografía forma sin duda una parte principal de la geografía: diremos mas, hay una multitud de nociones que solo podemos adquirir con exactitud recorriendo las cartas geográficas...».

Aunque tomando una idea de Denis Wood, para ese momento la cartografía ya no solo nos ayudaba a reproducir el mundo, sino también a crearlo.

Enlaces relacionados