El Comité de Expertos sobre la Gestión Global de la Información Geoespacial (UN-GGIM) en un informe de gestión para el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ONU) incluye los principales desafíos a los que se enfrenta la Información Geoespacial en los próximos años a nivel local, nacional e internacional.

La importancia mundial de la información geoespacial ha sido destacada en diversas ocasiones por las Naciones Unidas, que la ha incluido como un eje fundamental en sus acciones para el desarrollo sostenible, los Objetivos de Desarrollo del Milenio o la reducción de desastres. En 2011, consciente de la necesidad de adoptar medidas reales para cooperación internacional de la gestión mundial de la información geoespacial, creó el Comité de Expertos de las Naciones Unidas sobre la Gestión Mundial de la Información Geoespacial, que se estableció como «un mecanismo intergubernamental oficial integrado por expertos gubernamentales (en casi todos los casos, de las autoridades nacionales de información geoespacial) de los Estados Miembros de las Naciones Unidas».

Hoy, el UN-GGIM, es la principal entidad global en la gestión de la información geoespacial, reuniendo a expertos gubernamentales de más de 100 países y organizaciones internacionales y ha redactado documentos de la importancia de «Tendencias a futuro en la gestión de información geoespacial: La visión de cinco a diez años» con amplísima difusión.

The Grand Canyon en una foto de Gilad Rom

El pasado 27 de julio fue aprobado por el Consejo Económico y Social (ECOSOC) el informe que el UN-GGIM presentó el sobre la labor realizada en estos cinco años (1). En las 20 páginas del documento, además de las actividades y logros alcanzados por este Comité, se incluyen los desafíos a los que se enfrenta la Información Geoespacial «para que se conozca mejor el papel y el valor fundamentales de la información geoespacial». Veamos cuales son:

Divulgación y concienciación

Aún existe una gran necesidad de actividades de divulgación y concienciación a nivel mundial para demostrar la manera y el lugar en que la información geoespacial puede contribuir en el desarrollo sostenible. El informe señala como la necesidad y la demanda de capacidad en materia de información geoespacial es considerable y sigue aumentando.

Las medidas y resoluciones de la ONU en materia de desarrollo sostenible y reducción de riesgos recogen la importancia de una información geográfica fidedigna, pero para lograrlo es necesario aumentar el nexo entre ciencia, política y datos. Es necesario desarrollar «una estrategia amplia y una hoja de ruta hacia un nuevo consenso mundial en materia de datos, incluida la necesidad de acelerar la elaboración y adopción de normas jurídicas, técnicas, geoespaciales y estadísticas».

Existen avances por ejemplo en la interoperabilidad de datos geoespaciales, políticas de datos abiertos y en materia de información y tecnología geoespacial, pero es «preciso que continúe la labor de concienciación en los más altos niveles de adopción de decisiones y formulación de políticas», es decir, en los niveles políticos y técnicos de alto rango.

Aunque también «debe aumentar el desarrollo de la capacidad, la educación y la concienciación sobre la mejor manera de utilizar la ciencia y la geotecnologías para responder a las nuevas necesidades». Por ejemplo, y esto lo añado yo, apoyando la labor de divulgación que hacen profesionales y entusiastas de la Información Geográfica por diversos canales de comunicación como blogs, redes sociales, organización de eventos, etc.

Respuesta a los avances de las tecnologías de la comunicación

Señala el informe las diferencias subregionales (entendiendo región a nivel mundial: Asía y el Pacífico, Europa, América Latina...) en la aplicación de políticas de gestión de la información geográfica o geoespacial. El documento destaca también la dependencia de la tecnología geoespacial respecto a los avances de las tecnologías de la comunicación en general, por lo que el ritmo y el alcance de la adopción y aplicación tecnologías innovadoras exige continua agilidad por parte de la comunidad geoespacial mundial.

Nuevo paradigma

Bajo este epígrafe se señala la que es para mi la clave: la información geoespacial ha pasado de ser una herramienta para hacer un mapa a una componente fundamental en la solución de los retos a los que se enfrenta la sociedad, como el desarrollo sostenible o la mitigación del cambio climático «por su «capacidad de integrar y analizar información y datos geoespaciales, estadísticos y de otro tipo a diversas escalas y en múltiples sectores que permite obtener un panorama operativo común».

Esto hace necesario cambios hacía un «nuevo enfoque de colaboración y un cambio de carácter transformativo para vincular datos diferentes: demográficos, estadísticos, de observaciones de la tierra, ambientales y otros datos geoespaciales de pertinencia social con el elemento que tienen en común: la ubicación geográfica».

Enlaces