Que la información geográfica nos permite comprender mejor el mundo que nos rodea es un hecho innegable, como lo es que en la actualidad incluso afecta a nuestra manera de relacionarnos, accediendo a territorios que no hace mucho tiempo hubiésemos considerado impensables.

Hoy en día ya no es ninguna novedad el uso del GPS (Global Position System o Sistema de Posicionamiento Global) formando parte de nuestra vida cotidiana, aunque solo está en funcionamiento a nivel civil desde 1984. Es este uso generalizado de los GPS, incluso en los teléfonos inteligentes y la mejora en otras tecnologías de localización lo que abre el abanico de aplicaciones prácticas. Además, claro esta, del “descubrimiento” gracias a aplicaciones como FourSquare que muchos usuarios de telefonía celular tienen una gran predisposición para compartir su ubicación. Y uno de los nuevos campos a explorar es el uso de la geolocalización en el interior de los edificios.

La mayor limitación en averiguar la posición de un usuario en interiores es la falta de cobertura ofrecida por los GPS en este ámbito. Sin embargo el uso de tecnología Wi-Fi, Bluethooth 4 de bajo consumo e incluso ultrasonidos, han llegado para suplir estas carencias.

Conscientes de su importancia, en agosto de 2012 las principales empresas de la industria formaron una alianza, desde la que trabajar en servicios y tecnologías en una misma dirección. Son veintidós compañías las que forman parte de la In-Location Alliance, entre las que encontramos a Eptisa, Geomobile, Genasys, Indra, Nokia, Primax Electronics, Qualcomm, Samsung Electronics, Sony Mobile Communications.

La ausencia de algunas grandes empresas de esta gran alianza no quiere decir que no estén interesadas en este mercado emergente. Así Google Inc. presento en noviembre de 2011 Google Maps para interiores de centros comerciales, aeropuertos o estaciones y anteriormente ya había presentado una extensión en Street View que permite a los usuarios “colarse” en el interior de tiendas y otros negocios ofreciendo una visión 360º del interior de los comercios que participan en el proyecto. Para mejorar la precisión de esta herramienta lanzo en abril de 2012 la aplicación para Android Google Maps Floor Plan Marker, que hace uso de los datos de las señales GPS, antenas de telefonía móvil y redes WiFi que hay en toda la superficie de un lugar.

Microsoft premiaba recientemente la aplicación Blueway creada por el joven José Luis Fernández Gorroño, con el primer puesto del Mobie Code Jam 2013. La aplicación, en fase de desarrollo, sirve para orientarse en interiores haciendo uso de la tecnología Bluethooth.

Algunas de las aplicaciones son la localización de puertas de embarque en aeropuertos, estaciones de tren, itinerarios en el interior del metro, localización de salas o habitaciones en hospitales, complejos industriales o empresariales, etc. Sin embargo el sector donde más se esta avanzando es el marketing y centros comerciales con la localización de ofertas en el interior de las tiendas, gaming relacionado con geoposicionamiento, product placement...

Foto de Mariag en Flickr

En iTunes ya se comercializan aplicaciones como ShopKick, que detectan la presencia real en el interior de un local cerrado. El sistema se basa en una señal de ultrasonido que los teléfonos pueden identificar dentro de los 150 metros de distancia. Para fomentar su uso se premia a los usuarios con ofertas y descuentos. Esto ofrece al consumidor un nuevo tipo de interactividad y brinda a los comerciantes información muy útil sobre la gente que recorre la tienda.

Otras empresas como la española BeMee ofrecen tanto soluciones para empresas como una aplicación de red social para móviles el otro gran campo donde los servicios basados en la geolocalización está creciendo a un ritmo muy alto y la localización en interiores, especialmente lugares de ocio, es fundamental.

La empresa española Genasys, lleva años ofreciendo servicios de geo-posicionamiento en aplicaciones móviles y en sistemas de gestión geo-espacial. Unos de los sectores donde tienen mas actividad es en el control de presencia y actividad. La localización en interiores es fundamental para muchos de sus clientes, como el Metro de Madrid. Para resolverlo usan tanto la tecnología, en los casos donde es posible, la red celular, Wi-FI y protocolos como NFC y Zigbee.

La localización de los usuarios que se encuentran en el interior de un local en tiempo real permite gestionar dicha información creando un completo sistema de Customer Relationship Management, extremadamente útil para entender el comportamiento de la gente en el interior del recinto y ayudar a nuestros clientes a tomar las decisiones correctas.