NOMO es una plataforma web que basándose en el análisis de imágenes de satélite ofrece información actualizada sobre diversas variables de un cultivo, como el estado hídrico, variables físicas, evolución de los últimos años, así como avisos y alertas por cambios que ocurran en el comportamiento de la finca.

Nomo, la plataforma para la gestión inteligente de fincas agrícolas, ha sido creada con el objetivo de democratizar la agricultura de precisión, pensando tanto en el pequeño agricultor como en grandes explotaciones. Gracias a la tecnología satélite, ponemos a disposición de todas aquellas personas del mundo agro de información actualizada sobre el estado del cultivo de una forma fácil, intuitiva y económica para poder así ser más eficiente en la toma de decisiones.

La palabra Nomo, se utilizaba en el antiguo Egipto para denominar a cada una de las subdivisiones territoriales que designaban la superficie cultivable de los territorios. A partir de esta idea, sus creadores decidieron darle ese nombre a la plataforma que pone a disposición del mundo agro, una herramienta para monitorizar y optimizar los cultivos a partir de los datos.

El equipo detrás de Nomo

Pablo Quesada, Dario Gumiel y Salomón Matas, y Gonzalo Bueno, geógrafos e ingeniero en telecomunicaciones respectivamente, son los fundadores y creadores de Nomo. Han unido sus conocimientos y experiencia para que agricultores, agrónomos y figuras relacionadas con este ámbito a través de un dispositivo ya sea Smartphone, ordenador o Tablet y conexión a internet puedan acotar su parcela y mediante índices de vegetación, mapas, etc. Saber cuál es el estado y evolución de su cultivo.

Los antecedentes

El mundo ha perdido casi la mitad de su tierra cultivable por persona en los últimos 50 años, según datos del Banco Mundial. En el caso de España, hemos pasado de tener 0,53 hectáreas arables por persona en 1961 a 0,26 en 2014. Junto con ello, recientes investigaciones estiman que para 2050 la población crezca hasta los 10 mil millones de personas, esto, unido a la escasez de recursos, hace necesario avanzar hacia una agricultura más sostenible y eficiente que optimice los recursos y asegure la soberanía alimentaria de los territorios.

Para esa misma fecha, se estima que la degradación de la tierra y el cambio climático reduzca el rendimiento mundial de los cultivos en un 10% de media y hasta en un 50% en algunas regiones. La pérdida de producción agrícola potencial anual en España debido a plagas llega hasta el 35%, derivada muchas veces de una mala monitorización o diagnóstico tardío. En los últimos años hemos basculado hacia una agricultura que consume demasiada agua en regiones con problemas de sequía, no hay más ver que más del 75% del agua dulce que se consume en España se destina a la agricultura, llevando a un escenario de gran riesgo de desertificación a más de 2/3 partes del territorio español.

Debido a las limitaciones para aumentar la superficie de cultivo, el incremento de la producción para cubrir la creciente demanda de alimentos provendrá principalmente del incremento de la productividad. Por todo ello, ha sido creada NOMO, para ayudar a los profesionales del mundo agrícola a utilizar sistemas inteligentes en las explotaciones agrícolas, ayudándoles a ser más eficientes y productivos gracias a la monitorización y control continuo del estado del cultivo. Evolucionar hacia sistemas productivos más sostenibles es responsabilidad de todos.

Nomo
Nomo

Nomo, la plataforma

El objetivo de Nomo es conseguir una evolución del sector agrícola español, permitiendo que sea asequible el uso de las nuevas tecnologías al común de las personas involucradas con las producciones agrícolas. Ofreciendo información a través de su plataforma para conocer la situación de la explotación semana a semana, las diferencias desde el punto de vista del cultivo, la humedad del suelo y su topografía, y por tanto acometer un tratamiento diferencial. Logrando gracias a ello producir de una forma más eficiente y aportando únicamente los recursos necesarios, sin repercutir en unos costes más elevados.

El desarrollo de la tecnología junto con internet ha permitido digitalizar y agilizar tareas que antes ocupaban mucho tiempo. Por esta razón, la plataforma ha sido creada para que cualquier persona en cualquier lugar pueda hacerlo sin ningún tipo de complicación, de forma rápida e intuitiva. Se trata de ser inteligente en la gestión de nuestro tiempo y los recursos de los que disponemos, y esto solo lo podemos realizar si tenemos acceso a información que apoye la toma de decisión en campo.

Entre las funcionalidades que ofrece se encuentra conocer algunos de los índices más usados en medio ambiente y agricultura como el de vigorosidad del cultivo (NDVI), el estado hídrico (NDWI) y la evotranspiración (kc), con gráficos y estadísticas históricas. También características topográficas (pendientes, orientaciones...), otros índices (NDRE, OSAVI, MSAVI2), recomendaciones de riego y avisos por anomalías en tu cultivo… entre otras muchas funcionalidades.

La plataforma se puede usar desde un ordenador con conexión a internet desde cualquiera de los navegadores habituales (Chrome, Firefox, Opera, Explorer) o en el móvil y tablet.

La empresa

La plataforma NOMO nace de la consultora geotecnológica AGRON, situada en Málaga (España), especializada en aportar soluciones para la generación y recopilación, análisis y representación de datos espaciales. Especializada en la tecnología dron, los Sistemas de Información Geográfica (GIS) y en las nuevas tecnologías aplicadas a sectores como la agricultura, la gestión territorial entre otros.

Más información sobre el servicio en Nomo, estudia tu finca sin complicaciones.

Salomón Matas es CMO en Agron, la empresa desarrolladora de Nomo