El Geocrowdsourcing es un nuevo enfoque por el que voluntarios aportan datos geolocalizados difíciles de capturar, debido a sus características o su volumen, por los flujos cartográficos tradicionales.

En Geografía, como en el resto de ciencias, no estamos libres de la creación de nuevos términos; esto se debe a que nuestra lengua precisa de nuevo vocabulario para adaptarse a las necesidades expresivas de sus hablantes. De esta forma se generan nuevas palabras que poco a poco se introducen en el discurso cotidiano, y que conviene conocer.

Los neologismos se impulsan en gran medida gracias a los avances tecnológicos, así hace tan solo unos años nadie conocía a lo que se refería el término Big Data, y ahora toda empresa busca cómo manejar los Big Data de la mejor manera. Aun así, y debido a la novedad del término y recordar que con el nos referimos a las cantidades voluminosas de datos estructurados, semiestructurados y sin estructurar que ofrecen información pertinente a las empresas al investigarlos, en otras palabras, al emplear big data podemos averiguar las tendencias que se dan en la sociedad. Extrapolando el término al campo geográfico nos encontraríamos por ejemplo con las zonas de las ciudades que frecuenta más gente, lo cual serviría para encarecer y/o abaratar el suelo de esa zona si se trata de una zona comercial o de descanso.

Geocrowdsourcing

Geocrowdsourcing es un neologismo formado por dos partes: el prefijo geo y el anglicismo crowdsourcing. En cuanto al prefijo geo no hay mucho que decir, ya que lo que nos indica es que lo que viene detrás tiene que ver con la tierra, como ya venía significando desde su origen griego.

Crowdsourcing es a su vez una palabra que se puede descomponer en otras dos: crowd (multitud) y outsourcing (recursos externos). Literalmente y traduciéndolo al castellano hablaríamos de mucha gente usando recursos externos, lo cual se aleja un poco del significado más común que se le atribuye: actividades colaborativas en las que pueden participar usuarios y empresas. Concluimos con que el Geocrowdsourcing es una actividad en la que cualquier agente, usuarios o empresas, puede participar sobre el tratamiento de información que tiene que ver con la tierra.

Qué es el Geocrowdsourcing. Captura de pantalla de pozospeligrosos.com
Qué es el Geocrowdsourcing. Captura de pantalla de pozospeligrosos.com

Aplicaciones del Geocrowdsourcing

La mejor manera de conocer para qué se emplea el término es ejemplificándolo con casos reales. Vamos a ver a continuación tres situaciones en las que se puede usar correctamente la palabra y cómo se lleva ya tiempo empleando sin saberse.

Waze: aplicación gratuita en la que cualquier persona puede avisar de los problemas que se encuentre en la carretera, verificar lo que otros usuarios han puesto o informar de un cambio de situación; por tanto, funciona como una plataforma colaborativa

Catálogo Digital de cartografía urbana contemporánea en España: del cual se habló recientemente en Nosolosig y que se basa en un proyecto colaborativo en el que han ido participando diferentes docentes de diversas Universidades, así como instituciones y en el que cualquiera puede aportar.

Pozos peligrosos: la idea surgió, desgraciadamente, cuando saltó la noticia de Julen, el pequeño que murió al caer en un pozo en enero de este año en Totalán (Málaga, España). Para evitar  accidentes similares la Asociación de Técnicos de Protección Civil de Andalucía (ATPCA) y SRM Consulting han creado una web colaborativa y sencilla, donde cualquier persona pueda ver la ubicación exacta de los pozos peligrosos y registrar un nuevo pozo del que se tenga conocimiento; de esta forma se puede poner en conocimiento de las autoridades pertinentes y así mediante un proceso legal sellar el pozo y si es ilegal buscar al causante. El Geocrowdsourcing ya estaba en marcha.

Protección Civil se encarga de verificar cada uno de los registros y poner en manos de las autoridades competentes el protocolo de actuación. Según vaya avanzando el protocolo, la herramienta dispone de distintas funcionalidades, como cambiar el color del punto de ubicación (en función de la fase en la que se encuentra el citado pozo). SRM Consulting lleva a cabo esta colaboración sin lucrarse de ella, creando la plataforma y proporcionando la tecnología necesaria para crear una web colaborativa y sencilla.

A día de hoy, solamente en Andalucía, se han registrado 74 nuevos pozos, y estamos trabajando para poder difundir esta iniciativa y concienciar del problema a todas las entidades que pensamos que puedan aportar su pequeño granito de arena.

Así podemos ver ejemplificado cómo se usa de forma cotidiana y lo importante que es conocer el Geocrowdsourcing como una de las novedades de las Tecnologías de la Información Geográfica.

Artículo de Jorge Molina, Sales Manager & Business Development en SRM Consulting editado por Nosolosig